Las diferencias que existen entre un mundo 1,5 o 2ºC más cálido

Notícia publicada a l’edició digital del diari ABC el 21 d’abril de 2016, per Araceli Acosta.

El Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, sellado en diciembre pasado en la capital francesa, tiene como objetivo que a final de siglo la temperatura del planeta quede «muy por debajo de los 2ºC» con respecto al nivel preindustrial, al tiempo que los países se comprometen a hacer esfuerzos para que no supere los 1,5ºC, reconociendo que este límite reducirá significativamente los riesgos e impactos del cambio climático. Puede parecer que la diferencia entre un límite de temperatura y otro es cuestión de matices, pero los científicos advierten de que las diferencias entre los impactos pueden ser sustanciales. Según un estudio publicado en la revista «Earth System Dynamics», presentado durante la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencias, un incremento adicional de 0,5ºC significaría que el nivel del mar aumentaría 10 centímetros más de aquí a 2100; olas de calor más largas, y que todos los arrecifes de coral tropicales estarían en riesgo.

El equipo, con investigadores de Alemania, Suiza, Austria y Países Bajos, hace una evaluación de los impactos clave del cambio climático con ambos niveles de temperatura, incluyendlos fenómenos extremos, la disponibilidad de agua, el rendimiento de los cultivos agrícolas, el aumento del nivel del mar y el riesgo de pérdida de los arrecifes de coral. «Encontramos diferencias en todos y cada uno de los impactos que hemos considerado», señala Carl Schleussner, asesor científico en Climate Analytics, un «think tank» climático con sede en Berlín.

Los investigadores identificaron una serie de puntos calientes en todo el mundo donde los impactos climáticos proyectados a 2ºC son significativamente más graves que con un aumento de 1,5ºC. Y uno de estos lugares es la región del Mediterráneo, que ya está sufriendo unas condiciones más secas inducidas por el cambio climático. Con un aumento de la temperatura global de 1,5ºC, la disponibilidad de agua dulce en la región sería un 10% menor que al final del siglo XX. En un mundo de 2ºC, los investigadores proyectan que esta reducción se duplique hasta el 20%. Así, la reducción regional de la disponibilidad media de agua en el Mediterráneo pasaría del 9 al 17% en un escenario y otro, al tiempo que las sequías serán más largas.

En las regiones tropicales, esa diferencia de medio grado centígrado en la temperatura global podría tener consecuencias perjudiciales para el rendimiento de los cultivos, especialmente en América Central y África Occidental. En promedio, las cosechas de maíz y de trigo se reducirán el doble que si el aumento de los termómetros fuera de 1,5ºC.

Las regiones tropicales serán las más afectadas por los impactos de un aumento adicional de 0,5ºC de calentamiento global para finales del siglo, siendo la temporada cálida hasta un 50% más larga. «Para los extremos relacionados con el calor, el aumento adicional de 0,5ºC marca la diferencia entre eventos en el límite superior de la actual variabilidad natural y un nuevo régimen climático, especialmente en las regiones tropicales», explica Schleussner.

El calentamiento adicional afectaría también a los arrecifes de coral tropicales. El estudio considera que limitar el calentamiento a 1,5ºC sobre el nivel preindustrial proporcionaría una ventana de oportunidad para que algunos arrecifes de coral tropicales pudieran adaptarse al cambio climático. Por el contrario, un aumento de la temperatura de 2ºC en 2100 pondría a la práctica totalidad de estos ecosistemas en riesgo de degradación severa debido al blanqueamiento de los corales.

Aumento del nivel del mar

A escala mundial, los investigadores proyectan que el nivel del mar se eleve unos 50 centímetros para el año 2100 con respecto al año 2000 en un mundo 2ºC más cálido, 10 centímetros más que con un calentamiento medio grado inferior. «El aumento del nivel del mar se ralentizará durante el siglo XXI solo bajo un escenario de 1,5ºC», afirma Schleussner.

Jacob Schewe, del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático y coautor del estudio, explica que «algunos investigadores han argumentado que hay poca diferencia en los efectos del cambio climático entre 1,5ºC y 2ºC. En efecto, es necesario tener en cuenta la variabilidad natural, las incertidumbres del modelo y otros factores que pueden oscurecer la imagen resultante. Nosotros lo hicimos en nuestro estudio, y centrándonos en los indicadores clave a nivel regional, mostramos claramente que existen diferencias significativas en los impactos entre 1,5ºC y 2ºC».

William Hare, científico y director general Climate Analytics, añade: «Nuestro estudio muestra que las regiones tropicales -en su mayoría países en desarrollo que ya son muy vulnerables al cambio climático- se enfrentan al mayor aumento de los impactos entre 1,5ºC y 2ºC». «Nuestros resultados se suman a un creciente número de evidencias que muestran que los riesgos climáticos se producen a niveles más bajos de lo que se pensaba anteriormente. Este trabajo proporciona evidencias científicas para apoyar la demanda de los países vulnerables, como los países menos desarrollados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, de que limitar el calentamiento a 1,5ºC reduciría sustancialmente los impactos del cambio climático», dice Hare.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s