Sequía e incendios, un cóctel dramático para los bosques amazónicos

Notícia publicada al portal iAgua.es el 2 de setembre, per Europa Press.

La quema intencionada en los bosques tropicales ha sido responsable de casi el 20 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero desde la época preindustrial y tendrá importantes consecuencias para el clima de la Tierra y la biodiversidad en los próximos años. Para entender mejor las dinámicas complejas que rodean estos incendios, un equipo de investigadores, llevó a cabo un experimento de incendios controlados durante seis años en un bloque de selva amazónica situada en Mato Grasso, Brasil.

Los resultados de este trabajo, dirigido por Jennifer K. Balch, de la Universidad de Colorado-Boulde, en Estados Unidos, se describen en un artículo que forma parte de la Sección Especial sobre Respuestas en los Bosques Tropicales a experimentos a gran escala que se publica en la edición de septiembre de ‘BioScience’.

Los investigadores probaron tres regímenes de incendios -anual, trienal y ninguna quema-, de forma que en los primeros tres años del estudio, los árboles en las parcelas experimentales demostraron su resistencia a los efectos del fuego, con una baja mortalidad en todas las áreas. Sin embargo, una sequía extrema en 2007 llevó a agravar los incendios y contribuyó a un aumento brusco de las muertes de los árboles.

En la parcela quemadada cada tres años, una mayor sequía durante el día permitió que las líneas de fuego continuaran quemando bosque durante la noche, a pesar del aumento de la humedad del aire nocturno y las temperaturas más bajas registradas por la noche. Los autores informan que esto podría explicar cómo pueden producirse incendios forestales generalizados en los bosques amazónicos.

A la luz de los efectos conjuntos de incendios y la sequía, los autores señalan que “los doseles arbóreos estacionales de los bosques amazónicos pueden mantener la perturbación iniciada por el fuego pero no perturbaciones repetidas o acopladas”. También encontraron que los efectos graves de las sequías y el fuego condujeron a una transición parcial a pastizales, alimentando incendios futuros. Los autores destacan que esta dinámica, si se considera a escalas más grandes, podría tener “consecuencias importantes para la futura inflamabilidad porque los pastos más que triplican la carga de combustible en comparación con la hojarasca”.

Además, los científicos sostienen que esta hierba “dará lugar a un estado inferior de carbono, donde las reservas de carbono sobre el nivel del suelo observadas se pueden reducir en un 90 por ciento. “Estos cambios potencialmente pueden revertir el sumidero de carbono observado en bosques intactos del Amazonas”, con posibles efectos a escala global, añaden estos expertos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s