El CITOP en Murcia asegura que eliminar Tajo-Segura supondría la destrucción de 30.000 empleos en Murcia y 50.000 hectáreas de Levante afectadas

Nota publlicada al butlletí del Blog del Agua (España) d’avui dilluns 1 d’abril.

Así lo ha expuesto el decano del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de la Región de Murcia, Manuel Camacho, en una entrevista concedida a Europa Press, donde pone de manifiesto que “se ha conseguido romper ese desequilibrio existente entre la España húmeda y la España seca, y que el Levanta también pueda potenciar la riqueza agrícola que tiene”.

La eliminación del trasvase Tajo-Segura, considerada una de las obras hidráulicas “más importantes” de este país, podría conllevar la destrucción de entre 20.000 y 30.000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. Igualmente, afectaría entre 40.000 y 50.000 hectáreas del Levante español.

Así lo ha expuesto el decano del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de la Región de Murcia, Manuel Camacho, en una entrevista concedida a Europa Press, donde pone de manifiesto que “se ha conseguido romper ese desequilibrio existente entre la España húmeda y la España seca, y que el Levanta también pueda potenciar la riqueza agrícola que tiene”.

Camacho se ha referido, en este sentido, al borrador del Plan de Cuenca del Tajo, que recoge el aumento de la reserva a los 400 hm3, alertando que “las dotaciones que se podrían recibir serían mínimas, atendiendo a la evolución de los años que lleva el trasvase”.

A su juicio, el porcentaje idóneo son los 240 hm3 que recogía, “porque esta reserva ha funcionado correctamente, por lo que sería cuestión de mantener esos datos”. “No tiene sentido incrementarlos, ya que se ha comprobado que el sistema ha funcionado correctamente”, ha insistido.

De manera que puntualiza que si se aumenta la reserva, según se contempla en el borrador, “sería un palo muy fuerte, ya que habría pocas ocasiones en las que pudiéramos trasvasar”.

Por ello, ha adelantado a Europa Press que desde el Colegio se van a presentar alegaciones al borrador del Plan de Cuenca del Tajo, porque “es justo que se estudie desde todas las perspectivas y no de forma partidista”.

Tras manifestar la rentabilidad “evidente” que supone esta infraestructura hidráulica, ha recordado que “ha permitido mejorar los cultivos en las zonas de regadío y siempre se ha dicho que Murcia es la huerta de Europa y el Levante la despensa de Europa”. “Hemos podido hacerlo gracias a poder garantizar unos caudales mínimos que nos proporcionen productividad en las producciones agrícolas”, ha señalado.

EMPLEOS Y HECTÁREAS AFECTADAS

Profundizando más en las consecuencias que supondría la eliminación del Tajo-Segura, Camacho ha manifestado que los trabajos directos que genera la agricultura en la Región de Murcia, teniendo presente que el trasvase abastece también a Alicante y Almería, si se habla solo de la zona de Murcia “hay unos 70.000 empleos directos, de los que el 50 por ciento están basados en el agua proveniente del trasvase”.

Hay que tener en cuenta, dice, que la agricultura “es el único sector que se está manteniendo, incluso creciendo en puestos de trabajo”. “La economía regional está basada en la agricultura y los servicios, ya que la construcción está en momentos malos, por lo que si nos cargamos la agricultura, no sé dónde vamos a llegar”.

Al mismo tiempo, “el número de hectáreas que se riegan con agua del trasvase en el campo murciano, almeriense y alicantino está en alrededor de unas 60.000, el 50 por ciento en Murcia y el 50 por ciento restante entre Alicante y Almería”.

De forma que “si se producen los recortes que se hablan y se aprueba el Plan de Cuenca del Tajo tal como está, entre 40.000 y 50.000 hectáreas se verían afectadas”.

En cuanto a los efectos en el PIB murciano, Camacho resalta que la agricultura “es el sector que produce un mayor repunte del PIB en 2012, y con la caída de la construcción, reitera, solo nos queda este sector y el de servicios y si en ese supuesto se habla también de que cae la agricultura, el PIB se vería bastante afectado”.

Preguntado sobre si puede suponer la muerte del campo murciano el fin del trasvase, se muestra positivo en el sentido de que los agricultores “son gente muy dura, acostumbrada a luchar siempre contra todo tipo de inclemencias, administrativas, de tiempo, por lo que creo en nuestros agricultores”.

Pero “si seguimos poniéndole lastres a la pesada carga que llevan se verán obligados a abandonar en una cantidad importante y se desmoralizarán”, advierte.

ALTERNATIVAS: EL EBRO, EL TAJO-MEDIO O EL DUERO

Entre las alternativas que baraja, este experto destaca que “está demostrado que hoy en día, tecnológicamente es todo factible y posible”, por lo que pide que “se deje de pensar en lo mío y se piense en lo nuestro”, constatando la necesidad de “una planificación hidrológica global de todo el país”.

Según argumenta, “se tendrían que analizar las distintas alternativas para solucionar los desequilibrios existentes dentro de toda la Península”.

Sobre la posibilidad del Tajo-Medio, recuerda que ya se han hecho estudios y existen posibilidades y alternativas, “incluso en alguna medida cuantificada y valorada”. Mientras que desde el Duero, “también se han hecho estudios para la posibilidad de interconectar las cuencas”.

En otros países, resalta, “no solo lo estudian, sino también lo hacen, porque realmente existe intercomunicación de cuencas para conseguir que todo el país tenga las mismas posibilidades de desarrollo y eso es realizable”.

El problema radica, en su opinión, a que en España “se piensa que el agua es del que pasa por su puerta y nadie piensa que es propiedad de todos”.

Como técnico en infraestructuras, considera que otra posibilidad son las desaladoras, aunque apunta a que hay que ver su viabilidad económica, porque en el caso del regadío “no resulta económicamente rentable, ya que no haría una agricultura competitiva en los mercados”.

“Tenemos que analizar no solo que exista la posibilidad, sino cuánto cuesta, ya que lleva costes energéticos y de mantenimiento muy elevados que hacen que la diferencia de precio con respecto a los recursos superficiales sea elevada”, matiza.

Igualmente, pregunta si nos hemos olvidado del trasvase del Ebro, porque “existe, estaban los proyectos y la planificación hecha”. Según Camacho, “se hablaba de unos trasvases entorno a los 2.400 hm3 al año y existen esas posibilidades de intercomunicación de cuencas”, por lo que aboga por “analizar esos temas antes de proponer otros que resulten más costosos económicamente y de un mayor consumo de energía”.

Según expone, “cuantas más posibilidades de intercomunicación de cuencas daríamos respuesta, de mejor manera, a las condiciones climáticas, ya que los años hidrológicos son muy variables y hay zonas donde tenemos unos años de sequía y luego lluvias abundantes, como el actual”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s