La Comisión de Agricultura del PE aprueba planes para una agricultura más “verde” y moderna en la UE

Nota publicada al butlletí d’Agrodigital.com d’avui divendres 25 de gener, pel Parlament Europeu.

“La reforma de la política agrícola de la UE debe distribuir de manera más justa las ayudas, aplicar medidas ecológicas y equipar mejor a los agricultores para hacer frente a los desafíos de mercado”. Así se aseguró en un texto votado ayer por a Comisión de Agricultura del Paramento Europeo (PE). La Eurocámara tiene por primera vez poder de decisión junto con el Consejo de ministros de la UE sobre una reforma agrícola. El Parlamento podría votar la reforma propuesta ayer en el pleno de marzo.

Los eurodiputados votaron ayer por la transición hacia una agricultura más verde: aprobaron que el 30% de los pagos directos a los agricultores se destinen en el futuro a quienes realicen determinadas prácticas ecológicas, una de las principales reformas de la PAC actual. En una sesión maratoniana, que comenzaba el miércoles y terminaba hoy, la Comisión de Agricultura del PE votó más de 8.000 enmiendas para dictaminar su propuesta sobre los cuatro informes legislativos que conformarán la reforma de la PAC para 2014-20, y que incluyen cambios en el régimen de los pagos a agricultores y en las políticas de desarrollo rural.

“Es el momento de la verdad. La comisión de Agricultura ha declarado que la PAC debería ser más eficiente, más ecológica y capaz de responder a los enormes desafíos que tenemos por delante. Estos ambiciosos objetivos implicarán costes más elevados, así que aumentar los recortes en el presupuesto de la PAC es algo simplemente inaceptable”, afirmó el presidente de la comisión, Paolo de Castro (S&D, IT). También pidió a los líderes de la UE un acuerdo sobre el presupuesto global de la UE para el periodo 2014-20, algo “esencial para el diseño de la forma final de la futura PAC”.

Greening más flexible

En concreto, los eurodiputados apoyaron que el 30% de las ayudas se concedan a los agricultores que practiquen tres medidas clave: la rotación de cultivos, el mantenimiento de un “área de interés ecológico” y pastos permanentes. Votaron sin embargo algunas excepciones para dar más flexibilidad a los agricultores. Así, las explotaciones menores de 10 hectáreas estarán exentas de estas reglas, entre 10 y 30 hectáreas sólo tendrán que mantener dos cultivos, y a partir de 30 hectáreas deberán cumplirse las tres medidas propuestas.

Además, las fincas que ya cumplen las normas nacionales de certificación ambiental, y son por tanto respetuosas con el medio ambiente, deberían quedar también exentas de dichas normas ecológicas o de “greening”. El ponente de este informe, el socialista portugués Capoulas Santos, se mostró satisfecho de que, “a partir de ahora, todos los agricultores de la UE estarán sujetos a los mismos criterios ecológicos, sin relegar estas medias a los países que puedan permitirse el lujo de financiar los programas de desarrollo rural’.

Financiación más justa

Para asegurarse de que los pagos directos irán destinados a los agricultores activos, la comisión incluyó una lista de entidades, como aeropuertos y clubes deportivos, que deberían ser automáticamente excluidos de la financiación comunitaria a menos que prueben que la agricultura contribuye con una parte sustancial de sus ingresos. Los Estados miembros podrán ampliar o modificar esta lista, para evitar que se beneficien de subvenciones personas que no tengan una explotación agraria.

Los eurodiputados también dijeron que las diferencias en la financiación que los agricultores reciben en los Estados miembros de la UE deben reducirse más rápido de lo que la Comisión propuso. Con la aplicación de las nuevas normas, ningún Estado miembro debería recibir menos del 65% de la media de la UE. “La comisión de Agricultura ha votado a favor de una redistribución más fuerte de la ayuda entre los Estados miembros, ya que es difícil aceptar las diferencias de aproximadamente 300 euros entre los agricultores de los distintos países”, estableció Capoulas.

Límites a los pagos directos

Los eurodiputados respaldaron las propuestas de la Comisión para limitar los pagos directos a las parcelas agrícolas en 300.000 euros. Votarón también a favor de reducir en un 70% los pagos de los agricultores que recibieron entre 250.000 y 300.000 euros y en un 40% las ayudas de los que recibieron 200.000 y 250.000 euros. También se reducirán en un 20% las ayudas a agricultores que reciben entre 150.000 y 200.000 euros.

Otras enmiendas, que buscaban reducir los pagos a explotaciones de mayor tamaño, no pudieron ganar el apoyo de la mayoría. No obstante, los eurodiputados adaptaron las normas propuestas por la Comisión que excluyen a las cooperativas y otros grupos de agricultores que distribuyen los pagos recibidos a sus miembros. Esta propuesta también pretende asegurarse de que las regiones reciben el dinero destinado y lo utilizan para programas de desarrollo rural.

Gestión del riesgo

“Las herramientas de gestión de riesgos deberían financiarse con el presupuesto de los programas de desarrollo rural, no con el de pagos directos como hacemos hoy en día”, aseguraron los eurodiputados. La estabilización de los ingresos debería adoptar la forma de contribuciones financieras a los fondos de inversión o de comprar un seguro contra el riesgo de caída severa de los ingresos, creen los parlamentarios.

Cooperativas: más poder de negociación para los agricultores

“Para preparar mejor a los agricultores y hacer frente a la volatilidad del mercado y gestionar las crisis, y para fortalecer su posición de negociación de los precios, las organizaciones de productores deben tener competencias considerablemente más amplias y nuevas herramientas”, aseguraron los eurodiputados. Las cooperativas u organizaciones de agricultores “deberían estar autorizadas a utilizar los instrumentos de prevención y gestión de crisis, incluyendo, como último recurso, la retirada de productos del mercado. Además, deben tener el derecho a negociar, en nombre de sus miembros, las aportaciones y los contratos de entrega sin infringir la ley de competencia”, recalcaron.

“La idea de que los agricultores deben unirse no debe traducirse en más carteles, pero debería permitirles liberarse de la dependencia económica y garantizarles un nivel de vida digno. Además deben establecerse fuertes organizaciones de productores en todos los sectores, con una mayor libertad de acción que la propuesta por la Comisión”, dijo otro de los ponentes, el conservador francés Michel Dantin.

Próximos pasos

La posición negociada de la comisión de Agricultura debe ahora obtener la aprobación del Parlamento en su conjunto, antes de que los eurodiputados puedan iniciar las negociaciones con los Estados miembros sobre la forma final de la futura política agrícola de la UE. La votación en el Pleno está prevista provisionalmente para la sesión de marzo en Estrasburgo, en espera de las cifras definitivas para los presupuestos globales de la UE para el 2014-2020. La próxima cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno para negociar dichos presupuestos se celebrará el 7-8 febrero.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s