Resumen de la reunión de colectivos con el presidente CHE el 5 de septiembre de 2012

Nota publicada al portal de l’entitat Cuenca Azul ahir dimarts 25 de setembre.

El 5 de septiembre de 2012 hemos tenido una reunión con el presidente de la CHE los representantes de los intereses medioambientales y de los afectados en el Consejo del Agua de la Demarcación. Por nuestra parte estábamos Manolo Tomás en sustitución de Susanna Abella, de la Plataforma en Defensa de l’Ebre, Luis Tirado de SEO Birdlife, Quim Perez de Ecologistas en Acción y Julián Ezquerra de COAGRET. Junto al presidente estaban Manuel Omedas, Miguel Angel García Vera y Rogelio Galván.

Luis Tirado ha hablado de la importancia de la gestión unitaria a nivel de cuenca, modelo que se debería mantener, y de la importancia de cuidar la relación con normativas confluyentes. En concreto ha hablado de la importancia de proteger las zonas esteparias de especial y relevante importancia ambiental y que son o podrían ser afectadas por medidas del Plan, en concreto la ampliación de regadíos.

Quim ha subrayado la importancia de los caudales ambientales, que no se deberían llamar mínimos. Que entiende que mantener unos caudales realmente ambientales implica reducir usos (los más consuntivos regadíos y energéticos) y que ya han pedido a la Generalitat Catalana que empiecen ellos a reducirlos en Cataluña. Lo mismo le ha pedido al presidente. Están claramente en contra de los bancos de agua. Contra el trasvase a Barcelona. Los más interesados en unos y en el otro son empresas cuyo único interés es el económico y no el bien de la cuenca.

Manolo ha pedido que se deje el debate de los caudales del Delta en el ámbito técnico aunque sabe que es imposible por los intereses políticos y económicos en activo. Que a pesar de la necesidad de cambio que impone la Directiva Marco, seguimos en la aplicación del anejo II de obras del anterior Plan Hidrológico, lo que desbarata cualquier intento de resolver los problemas. Informa que han puesto en marcha acciones para ir a Bruselas y pedir que vigile y controle el proceso de aprobación del Plan. Que no es una actuación en contra de la CHE pero si para contrarrestar otras presiones e intereses que van en contra de los ambientales de la cuenca y de la superviviencia (tanto ambiental como socioeconómica) del Delta. Ha pedido que se modifiquen las comisiones de desembalse para que atiendan a intereses ambientales y no solo a los económicos.

Julián ha recordado que estamos en contra de muchas de las obras hidráulicas propuestas en este Plan, que entiende que va a ser difícil llegar a acuerdos en algunas de ellas pero que en muchos otros casos si que sería posible. Ha pedido una racionalidad económica a la hora de plantear las infraestructuras y que eso solo desecharía la mayoría. No se puede, y menos en una época de crisis como la actual hacer embalses para que una vez terminados los regantes digan que no quieren el agua porque es muy cara (Lechago) por poner un ejemplo sangrante. O empeñarse en embalses que un mínimo y correcto análisis coste-benefico desecharía por absurdos. También ha pedido que los afectados por una propuesta de infraestructura intervengan desde la primera fase de elaboración de los proyectos y no que sean los últimos en enterarse. Su intervención desde el principio, desde antes de redactar las propuestas podría evitar largos y costosos conflictos.

El presidente ha respondido algunos puntos defendiendo la posición del Plan y de la CHE pero siempre con una intención dialogante.

Ha defendido la propuesta actual de régimen mínimo de caudales del Delta, diciendo que aumentarlos supondría romper el equilibrio de usos, tambien tenía que defender como sostén económico importante en estos momentos. Ha dicho que la propuesta de la Comisión de Sostenibilidad del Delta no era asumible. Que están haciendo el seguimiento de calidad en el Delta muy atentos a la modificación de esa calidad y que la propuesta mantiene las condiciones actuales. Manolo le ha rebatido diciendo que si se discute de caudales, porqué no se discute de concesiones.

El presidente ha dicho que el texto, aunque está consensuado, está abierto a aportaciones y nos ha solicitado que le hagamos llegar aquellas propuestas concretas que consideremos y que estudiaran incorporarlas al documento.

Quim le ha recordado lo que dice la Directiva Marco de Agua sobre facilitar la participación.

Luis ha echado de menos en el proceso de participación la fase de retorno, es decir el intercambio de opiniones entre sectores distintos de las partes interesadas (regantes, ayuntamientos, ecologistas, aprovechamientos energéticos, etc). Ha añadido una propuesta, que sería pionera en las cuencas españolas, en la que se podría aplicar esa fase de participación: la propuesta de quitar embalses obsoletos y fuera de uso. El presidente a alegado el alto coste de esas obras y Julián ha dicho que eso es porque falta la evaluación de los servicios de los ecosistemas, que si se evaluaran correctamente reducirían o incluso darían la vuelta a eso costes (como pasa en EEUU).

Finalmente Julián ha solicitado que si se hacen más convocatorias a nuestro grupo, que sean por la tarde, para permitir compaginar la participación en el Consejo con el trabajo y con la necesidad de desplazamientos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s