Ángel Cajigas: “En el mundo hay 16.000 desaladoras funcionando, no puede estar tanta gente equivocada”

Nota publicada al portal web iAgua.es d’ahir dimecres 27 de juny.

Mediados de junio en Madrid. Ángel Cajigas nos recibe de buena mañana en la sede de la Asociación Tecnológica para el Tratamiento del Agua (ATTA) en la Avenida de Manoteras. En el ambiente flota la incertidumbre de la asistencia financiera, línea de crédito o rescate bancario (llámenlo como más les guste), anunciada recientemente.

El sector del agua no es ajeno, ni mucho menos, a la coyuntura económica por la que pasa España, y Cajigas es, desde su puesto como Director General de ATTA, una de las voces más autorizadas para conocer como afrontan las empresas y las administraciones esta situación. Pasado, presente y futuro en una entrevista que no dejará a nadie indiferente.

Alejandro Maceira: Para empezar, creo que a todo el mundo le puede interesar conocer un poco la historia de la carrera profesional del Señor Cajigas, que sabemos que es muy larga y atractiva.

Ángel Cajigas: Estamos hablando de un período dilatado. Yo procedo del CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas), desde que acabé la carrera, donde me dediqué a algo en lo que en aquel momento nadie estaba especializado: La Depuración de las Aguas Residuales. En el año 1991 se creó en el Ministerio la Dirección General de Calidad de las Aguas, donde me hicieron responsable de depuración y me encontré con una Directiva recién aprobada que ya nos empezaba a exigir una serie de tareas. Una de las tareas que más entusiasmo me produjo, sobre todo por el resultado final, consistió en elaborar un programa de aplicación que todos los Estados Miembros tenían que presentar. El programa de aplicación debía mostrar a la Comisión Europea la manera en que íbamos a cumplir esa Directiva.

Las competencias sobre depuración estaban transferidas a las Comunidades Autónomas y, por tanto, una de las labores más importantes que tuvimos que acometer en aquel momento fue coordinarnos con ellas. Nos reuníamos casi cada mes y así conseguimos, primero, acordar el programa de aplicación y después convertir ese programa en el Plan Nacional de Depuración.

Dicho Plan Nacional, por el que en principio nadie apostaba, obtuvo el Visto Bueno de todos los Consejeros autonómicos, que firmaron unos convenios cuyo modelo era único para todas las comunidades autónomas. Yo creo que ése fue el inicio del éxito de ese plan, algo que no se ha podido repetir después con el Plan Nacional de Calidad

Ahora bien, si no hay presupuesto un plan no sirve para nada. Así que el siguiente punto clave fue explicar a Hacienda su conveniencia para cumplir las exigencias Europeas. Y lo que hizo Hacienda fue irnos dotando de mayor presupuesto año a año, eso sí, con la ayuda inestimable de los Fondos de Cohesión.

A decir verdad, he tenido la suerte de ser durante trece años Subdirector General, lo que me ha permitido no solamente elaborar el plan sino también desarrollarlo y ver el resultado.

Cuando se aprobó el Plan Nacional de Depuración contábamos con una cobertura del orden del 25 al 30%, y en 2005 teníamos una población conectada de más del 85%. Por tanto, creo que fue un gran éxito y me enorgullezco de haber formado parte del equipo que lo hizo posible.

Desgraciadamente, como he dicho antes, esto no ha podido repetirse. Yo creo que el Plan Nacional de Calidad, que fue aprobado en 2006, no ha tenido la misma visión integradora y lo digo con toda sinceridad, y eso es lo que hace que hoy el Plan Nacional de Calidad sea un plan prácticamente “fallido”.

Continuar la entrevista AQUÍ.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s