Unió de Pagesos rechaza la posición española ante la reforma de la PAC

Nota publicada al portal Boletinagrario.com d’avui dijous 21 de juny, per UP.

Destacan los “aspectos negativos” recogidos en el documento “Reforma de la PAC Horizonte 2020”, aprobado por Gobierno Central y Comunidades en la Conferencia Sectorial

El ministro y los consejeros autonómicos consensuaron el pasado 15 de junio el documento “Reforma de la PAC Horizonte 2020” en el marco de la Conferencia Sectorial. El sindicato agrario catalán muestra su rechazo a dicho acuerdo ya que, pese a contener elementos comunes a la postura defendida por Unió de Pagesos, “también incluye aspectos muy negativos para la agricultura y la ganadería”.

Unió de Pagesos rechaza la posición común española sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) que consensuaron el pasado 15 de junio el ministro y los consejeros autonómicos de Agricultura en un documento sobre la reforma de la PAC. Pese a contener elementos coincidentes con la postura del sindicato, el documento también incluye aspectos muy negativos para la agricultura y la ganadería, tanto catalana como española y europea, así como olvidos importantes para establecer una nueva PAC capaz de dotarse de forma adecuada con una red de seguridad y unas reglas equitativas para el desarrollo del sector.

El documento, “Posición común para la Reforma de la PAC Horizonte 2020”, fue aprobado por unanimidad en el marco de la Conferencia Sectorial de Agricultura (órgano de coordinación y consulta entre el Estado y las Comunidades Autónomas).

Entre los aspectos que Unió de Pagesos considera más negativos destacan:

La aceptación de la congelación del presupuesto, lo que hace inviable una red de seguridad sin discriminación entre los sectores que ya disponían y los que nunca han dispuesto de ninguna medida o los que se les ha eliminado en las últimas reformas.

La limitación por el nuevo sistema de ayudas a la superficie a la admisible por el Régimen de Pago Único (RPU) de 2009 (no incluía sectores de producción relevantes), en lugar de ajustarla a la superficie realmente usada como factor de producción, ya que en el nuevo sistema no se puede discriminar el acceso a las ayudas a ninguna tipología de producciones.

Defender que al final del período de convergencia queden valores vinculados a los pagos históricos del Régimen de Pago Único (RPU). Si prospera esta opción impedirá hacer un trato equitativo a las explotaciones que tienen elevadas ayudas del RPU por hectárea (ganadería sin o con poca tierra, arroz, olivos con rendimientos altos …). Prevalece en la posición común española mantener privilegios de los antiguos perceptores antes de resolver el problema más grave que plantea la reforma de la PAC para la agricultura y ganadería más productivas.

Incorporar más obligaciones medioambientales en las normas de producción europeas que las planteadas por la Comisión Europea, lo que haría más inviable la competitividad de la agricultura y ganadería, ya que en la actualidad la producción europea cuenta con una gran competencia desleal frente a las importaciones de productos originarias de terceros países, que no tienen que cumplir las estrictas normativas europeas de producción. A su vez, incorpora elementos de competencia desleal en el mercado único al tener que hacer frente a mayores obligaciones medioambientales y de lucha contra el cambio climático en el sector agropecuario mediterráneo que en la de los sectores del norte de Europa, con un reparto prácticamente intacto de fondos europeos.

Propone continuar con el resultado de lo que el sindicato considera una mala negociación del año 2006 en el reparto de los fondos europeos para el desarrollo rural del FEADER dentro del Estado español, el que continuará perpetuando un reparto altamente injusto para Cataluña.

Entre los olvidos importantes en el documento destacan los siguientes:

El establecimiento de reservas alimentarias estratégicas dentro de las medidas de la red de seguridad ante la gran volatilidad de precios.

El establecimiento sin competencias desleales con otros Estados miembros de la herramienta de estabilización de ingresos.

Una ayuda asociada a la producción para el campesinado profesional europeo.

Un reparto europeo de los fondos para el desarrollo rural del FEADER basado en criterios objetivos y que tengan en cuenta la nueva herramienta de estabilización de ingresos.

Unió de Pagesos pedirá al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y al consejero de Agricultura catalán, Josep Maria Pelegrí, que revisen el análisis que ha hecho el Ministerio a la hora de hacer propuestas tan poco fundamentadas y alejadas de los objetivos que los propios ministro y consejero aseguran defender. A la vez, el sindicato trasladará a todas las fuerzas políticas con representación en Cataluña, el Estado y la Unión Europea, su preocupación por los graves peligros para el futuro del sector agrario en general y el catalán en particular si apoyan un documento que incluye aspectos negativos y olvidos importantes para la reforma de la PAC.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s