Con las adecuadas medidas compensatorias, el dragado del Guadalquivir y la actividad agraria son plenamente compatibles

Nota publicada al butlletí d’Agrodigital.com d’avui dijous 14 de juny, per ASAJA Sevilla.

El presidente de ASAJA-Sevilla y vicepresidente de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Ricardo Serra, se reunirá el próximo viernes con el presidente de la CES, Miguel Rus, a quien le expondrá la situación actual de la cuenca del Guadalquivir y la incidencia que el dragado del río tendría en los cultivos de regadío de la cuenca y en la actividad económica de los municipios que dependen de ella.

En el encuentro participarán también el presidente de la Federación de Arroceros de Sevilla y miembro de los órganos de Gobierno de la Federación de Regantes del Guadalquivir (FERAGUA), Julián Borja, el director-gerente de la Federación de Arroceros, Manuel Cano y el secretario general de ASAJA-Sevilla, Eduardo Martín.

El objetivo de esta reunión de trabajo es zanjar la polémica artificial que desde distintos ámbitos de la sociedad sevillana se viene alimentando sobre la supuesta incompatibilidad del regadío con la actividad portuaria de Sevilla, actividades económicas plenamente compatibles siempre y cuando, antes de ejecutar cualquier obra, se tomen las adecuadas medidas compensatorias, tal como recoge la legislación española y como se viene haciendo en todas las grandes obras públicas en España.

La cuenca del Guadalquivir es la mayor de España por el número de hectáreas regadas, por la producción final agraria obtenida y por el empleo generado. La cuenca ocupa una superficie de 83.065 km2, dispone de 64 pantanos y presas de derivación, supone el 78% de todo el regadío andaluz, tiene una capacidad de embalse de 6.921 Hm3 y cuenta con una superficie regada de 800.000 hectáreas que generan casi 3.000 millones de euros anuales y da empleo a 128.000 personas.

Esta cuenca cuenta además con 36.000 hectáreas de arroz en su tramo final, que sitúan a Andalucía como primera región productora de arroz de España, se trata de un cultivo que toma el agua directamente del río, por lo que es muy sensible a cualquier variación de la salinidad de éste, que tiene que ser controlada mediante la suelta de agua al propio cauce de los pantanos y embalses que se ubican aguas arriba de la presa de Alcalá del Río, por lo que cualquier alteración en el vaso en este tramo final afecta a todos los regantes de la cuenca, al menos mientras el cultivo siga dependiendo del riego directo del río como está hasta ahora.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s