España entra en deuda ecológica el Día de la Tierra

Nota publicada a l’edició digital del diari La Vanguardia d’avui diumenge 22 d’abril, per Antonio Cerrillo.

Organismos internacionales reclaman una economia verde para salir de la crisis.
“La sobrexplotación de recursos naturales hace aún más vulnerable nuestro sistema económico y social”, dice Aniol Esteban

España ha entrado hoy, 22 de abril, en deuda ecológica. Es decir a partir de hoy consume más recursos de lo que su sistema ecológico puede producir y emite más gases invernadero de lo que sus sistemas naturales pueden absorber. España ha tardado menos de un tercio del año en acabar con el presupuesto ecológico para 2012, según cálculos de la New Economics Foundation, un centro de estudios independiente británico con sede en Londres que difunde indicadores de economía alternativos al PIB en busca de un mejor conocimiento de una economía basada en la prosperidad y no en el crecimiento.

“A partir de hoy, España sólo puede satisfacer su demanda ecológica a cuenta de los recursos de otros países”, dice Aniol Esteban, responsable de economía ambiental de la Nef. Según la Nef, el nivel de consumo de España es 3.25 veces mayor que su biocapacidad, aunque los nuevos resultados indican que el déficit ecológico se esta estabilizando (no crece tan rápido) y comienzan a reflejar el impacto de la crisis económica, que se traduce en un menor consumo de recursos. Pero “a pesar de la crisis económica España sigue viviendo por encima de sus posibilidades. Si todos los ciudadanos del planeta vivieran como un español necesitaríamos 3 planetas para cubrir sus necesidades”, dice Esteban.

“La estabilización del déficit ecológico durante los últimos años es una buena noticia; pero por desgracia se produce a través de una crisis que afecta el bienestar de muchos ciudadanos. Y no debería ser así. La reducción del déficit ecológico es compatible con la mejora de nuestra economía y además es condición esencial para construir una economía estable. Sin estabilidad ecológica no puede haber estabilidad económica”, agrega Esteban.

Generar empleo, reactivar la economía y evitar la bancarrota pública es una prioridad, según la Nef, pero esto no debe hacerse a cualquier precio. “Volver a la economía del ladrillo, desear un EuroVegas o más vuelos de Ryanair no son la solución porque nos hacen más vulnerables ecológicamente y perpetúan la inestabilidad de nuestra economía”, indica.
A la crisis económica se suman otras dos crisis más la ambiental i la energética. “El cambio climático y la sobrexplotación de recursos naturales generan inestabilidad ecológica y hacen aún más vulnerable nuestro sistema económico y social; mientras que la dependencia energética de recursos que no son renovables en un contexto de creciente demanda global y subida de precios ponen en riesgo la estabilidad de nuestra sociedad”.

La única forma de proteger y garantizar el bienestar de los ciudadanos es a través de soluciones que no generen más riesgo e inestabilidad. “Hay que generar empleo, y simultáneamente contribuir a la descarbonizacion de la economía, a la restauración de nuestro sistema natural y a la reducción de nuestra dependencia energética de gas y petróleo”.

Un creciente número de instituciones, como la Comisión Europea, la OECD y Naciones Unidas apuestan por salir de la crisis apuntando hacia una economía verde. “Pero hasta ahora el rumbo escogido por la gran mayoría de gobiernos va en la dirección contraria. Nos estamos apretando el cinturón, pero los gobiernos aun no han entendido que volver al “’usiness as usual”’– volver donde estábamos – no es posible”, dice la Nef.

La Nef cree que el nuevo contexto debe intensificar la búsqueda de un modelo económico que busque la prosperidad sin el crecimiento entendido como hasta ahora y más basado en la felicidad. Estamos en un nuevo contexto en el que debemos aprender a generar bienestar de otra manera. “En lugar de obsesionarse con volver a desabrocharse el cinturón cuanto antes deberíamos dirigir nuestros esfuerzos y creatividad a innovar nuevas formas de generar empleo y bienestar dentro de los límites ecológicos del planeta. Efectuar una transición hacia una economía verde no será fácil, hará falta romper moldes e innovar a nivel económico, político y social, pero no tenemos otra alternativa”, declara Aniol Esteban.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s