La implementación del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento centra la atención de las actividades de la Alianza por el Agua en el Foro Mundial del Agua de Marsella

Nota publicada al portal web iAgua.es d’ahir dimecres 14 de març.

La Alianza por el Agua participa en el 6º Foro Mundial del Agua que se celebra en Marsella bajo el lema “el tiempo de las soluciones”, donde más de 10.000 participantes debaten sobre el futuro y la manera de asegurar la sostenibilidad del recurso hídrico.

En la sesión del martes del programa oficial del Foro se ha desarrollado un diálogo multisectorial sobre el derecho humano al agua y al saneamiento en las Américas en el que ha participado la coordinadora del Secretariado de la Alianza por el Agua, Mª Jesús Cajal, junto a otros 5 expertos.

Jorge Mora, secretario ejecutivo de Fresh Action Network en Centroamérica ha presentado el documento Meta1 sobre derecho humano al agua y al saneamiento en las Américas subrayando los desafíos claves para el derecho universal como la concentración de la población en zonas áridas, los efectos del cambio climático, los conflictos en torno a los usos del agua (sobre todo con usos mineros) y el cumplimiento de los ODM, destacando que la implementación del derecho tiene tres dimensiones: Disponibilidad, Calidad y Accesibilidad (geográfica, económica, sin discriminación e informada). Y una clave: el carácter progresivo y gradual de la incorporación como principio de derecho.

Hay que destacar que ya son 5 los países que han reconocido el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en sus constituciones: Nicaragua, Uruguay, Bolivia, Ecuador y México. Paraguay lo incluye en su legislación y Argentina y Costa Rica a nivel jurisprudencial. El Sistema de Integración Centroamericano (SICA) lo incluye a nivel político. También se destaca que desde la sociedad civil se proponen soluciones que permiten consolidar el derecho como el manejo comunitario del agua, que implica a 80.000 comunidades, unas 40 millones de personas (30% de la población en Centroamérica).

Tras la presentación de las conclusiones del documento, la coordinadora de la Alianza por el Agua, Mª Jesús Cajal, ha destacado la complementariedad de las conclusiones con la Declaración de San Salvador que se impulsó desde la Alianza por el Agua y la necesidad de acompañar las reformas jurídicas para incorporar el derecho humano en las legislaciones regionales y nacionales con programas efectivos de información y divulgación, así como las acciones de apoyo a la gestión integral que permitan llevar a la práctica el derecho, apoyando e impulsando la gestión a nivel de los gobiernos locales.

Federico Basañes, Jefe de la división agua y saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo ha incidido en que los estamentos financieros, además de promover las inversiones para el acceso universal al recurso, deben de apoyar procesos para aportar asistencia técnica y promoción del dialogo para el diseño de políticas graduales, trabajando con los operadores de agua y la sociedad civil sobre todo en la sostenibilidad del acceso al agua.

Por último, Judith Dominguez, de la Universidad de México y relatora de la Ley de Aguas de México ha destacado el proceso participativo con el que se ha elaborado el documento y la presencia de la sociedad civil en el mismo. No obstante, concluye en la necesidad de generar voluntad política para su implementación y en el importante reto que esto supone. Por eso, considera que la clave de la efectividad de la declaración del derecho humano está en la efectividad de la puesta en práctica del derecho en las políticas nacionales y las reformas legales y estructurales para su implementación.

Posteriormente, y en la sesión de tarde, la Alianza por el Agua ha coordinado un encuentro entre socios españoles y centroamericanos, responsables de la AECID, del Fondo de Cooperación de Agua y Saneamiento, de ONU Habitat y del Banco Interamericano de Desarrollo entre otros. El encuentro se ha desarrollado en el stand de España con una alta participación.

Se ha debatido sobre el derecho humano al agua y saneamiento, sobre la gestión integral del recurso y sobre las tecnologías no convencionales de saneamiento. Se han planteado diferentes cuestiones que marcarán estos temas en los próximos meses y que han generado un diálogo intenso en el que se han lanzado diferentes retos ¿es sostenible invertir en mejoras de sistemas para alcanzar la universalidad del acceso al agua? Si estamos de acuerdo en que la gestión pública acerca la universalidad del acceso al agua ¿el modelo de gestión comunitaria responde a este planteamiento? ¿Cómo se deberían articular la las instituciones a distintos niveles para la eficiente gestión integral del recurso? ¿Dónde comienza la gestión integral del recurso, a qué nivel comienza la gestión integral? ¿Desde qué perspectiva hay que empezar a abordar la planificación de la gestión de los recursos, desde abajo a arriba o viceversa, desde arriba abajo? ¿Las autoridades competentes, los técnicos y la sociedad civil conocen verdaderamente la tecnología, las implicaciones ambientales, los beneficios sociales, la viabilidad, la sostenibilidad, etc.? ¿Las tecnologías no convencionales son apropiadas, se pueden aplicar en cualquier espacio que carezca de ellas? ¿Las tecnologías son suficientes por si mismas para erradicar los problemas de saneamiento? ¿Qué pone en valor el saber hacer de España en la gestión integral del recurso?

En el transcurso del diálogo se ha subrayado la importancia de apoyar la formación y el desarrollo de infraestructuras. En este sentido, se ha identificado el proyecto Nexos Hídricos, que desarrolla la Alianza por el Agua en coordinación con el FOCARD-APS y con el apoyo del Fondo de Cooperación para el Agua y Saneamiento, como un modelo efectivo para facilitar apoyo técnico institucional que permita consolidar los modelos de cooperación técnica.

La Alianza por el Agua es una iniciativa que vincula a administraciones públicas, empresas abastecedoras de agua, centros de investigación y opinión, entidades sociales y ciudadanos, tanto de España como Centroamérica. Su objetivo es el de impulsar el derecho humano al agua y al saneamiento de la población centroamericana, preferentemente rural y peri urbana, en condiciones que aseguren la calidad del servicio recibido y la conservación de los recursos naturales, en el marco de la meta 10 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. ECODES ejerce las funciones de Secretariado de la Alianza.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s