Comunidades de Regantes: Sostenibilidad y Eficiencia Energética

Article publicat al portal web iAgua.es d’ahir dimecres 18 de gener, per Miguel Ángel Maciá (enginyer tècnic agrícola, especialista en Explotacions Agropequàries.

El principal reto al que se enfrenta actualmente el sector de la gestión del agua es el aseguramiento del suministro futuro. Las previsiones del aumento de la demanda indican que para 2025, cerca de dos tercios de la población mundial vivirá en países que tendrán dificultado su acceso al suministro de agua. De este modo, las Naciones Unidas han declarado 2005-2015 como el Decenio Internacional para la acción en “Water for life”, incluyendo dentro de los Objetivos del Milenio la reducción a la mitad del número de personas que carezcan de acceso regular al agua potable en 2015.

Dicho acceso al agua potable supone una pugna entre los distintos usos del agua dentro de nuestra sociedad y que acaparan en mayor medida el consumo de la misma como son el agrícola y el industrial. En este sentido, el mayor consumidor de agua en el mundo es el sector de la agricultura, con el 70% del total de agua dulce consumida. Por tanto, viéndose limitado el acceso al agua en la agricultura por el aumento de la demanda para consumo humano y sobretodo, para el uso industrial (con un precio del recurso mayor) y por la necesidad de conseguir sostenibilidad medioambiental, la implantación de políticas de uso y sistemas de modernización pueden representar un impacto positivo directo en la optimización del uso y gestión del agua.

Tanto el ahorro del consumo de agua como la eficiencia energética en el suministro de la misma son aspectos interrelacionados que no pueden abordarse por separado o confrontados. Las nuevas instalaciones se diseñan teniendo en cuenta todo el proceso, dando lugar a instalaciones eficientes. El reto se encuentra en la modernización de los regadíos tradicionales, que precisen de obras de modernización de sus infraestructuras, bien porque se encuentren infradotadas o bien porque se hayan quedado anticuadas.

En España, el Plan Nacional de Regadíos Horizonte 2008 (PNR), en su Programa de Mejora y Consolidación ha destinado 1.500 millones de €uros a éste caso, afectando la inversión a 570.000 ha y estimando un ahorro de agua del total del plan de 1.400 hm3/año. En 2006, enmarcado en el Programa AGUA, se produce la revisión del PNR, surgiendo el Plan de Choque de Modernización de Regadíos (PCMR), cuya inversión de 2.049 millones de €uros es destinada a la modernización de regadíos existentes y en ningún caso a nuevos regadíos. Con el PCMR se pretende cambiar la imagen del regadío de derrochador, promoviendo el ahorro de hasta 1.162 hm3/año, a gestor eficiente del agua y garante del medioambiente. En la actualidad, el desarrollo del Plan de Regadíos Sostenibles (2008-2013), mantendría como instrumento de gestión de los regadíos los objetivos de modernización y ahorro de agua en el marco de la sostenibilidad definido por las directrices del Marco Nacional de Desarrollo Rural, afectando a zonas regables ya en servicio y mediante dos tipos de acciones: la mejora y la consolidación de regadíos, con el objetivo de optimizar el agua disponible, mejorar la eficiencia global del sistema de riego, disminuir demandas y mejorar la rentabilidad de las explotaciones.

En las Comunidades de Regantes (CCRR), grandes consumidoras de energía, es necesaria no sólo su modernización para el ahorro del agua si no también la realización de auditorías energéticas para conseguir un mayor grado de eficiencia energética, teniendo en cuenta todo el proceso para aprovechar las oportunidades de mejora en cuanto a eficiencia, priorizándolas de manera correcta. En este sentido, en toda España se están realizando en Comunidades de Regantes dichas auditorías, pudiendo optar como en el caso de la Comunitat Valenciana, dentro del marco del Plan de Acción 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España (PAE4+) de ayudas para la realización de las mismas.

Para identificar las oportunidades de mejora en la evaluación de la eficiencia energética de una Comunidad de Regantes, es necesario lograr la optimización del consumo de energía mediante cualquiera de las estrategias de reducción, como la optimización del sistema eléctrico, mecánico o de control. Para ello se suele establecer una metodología estructurada en tres pasos, la identificación de mejoras, el plan de mejora y por último, la implantación.

Un ejemplo sencillo de las posibilidades para conseguir importantes ahorros de energía tiene que ver con el control de caudal y presión en las estaciones de bombeo. En muchos casos, las bombas pueden funcionar a carga parcial y pueden conseguir enormes ahorros de energía mediante el control de la presión y el caudal de salida variando la velocidad de la bomba en lugar de utilizar válvulas de estrangulamiento para el control mecánico.

La solución desde el punto de vista energético más eficiente es utilizar accionamientos de frecuencia variable que permiten cambios de volumen de producción cambiando la velocidad del motor.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s